lunes

¿Te atreves a soñar?


 
Cuántas veces ponemos excusas para no realizar nuestros sueños: Eso es muy difícil, ya estoy muy viejo para aprender algo nuevo, los sueños son sólo eso sueños, y una lista interminable de pretextos. Hace poco un amigo me dijo, debemos cambiar nuestro chip, se refería a aprender un nuevo idioma, pero es exactamente lo que debemos hacer, re-programarnos.  Hasta ahora lo que nos han enseñado se basa en el miedo, algunos justificados lo acepto pero la gran mayoría producto del temor irracional a salir de nuestra  zona de confort, de descubrir y aprender cosas nuevas, de tener grabado en nuestro chip lo que nos han enseñado, padres y profesores : trabaja duro, sacrifícate y acepta tu destino.
Aceptamos un empleo pobre, mal pago y que odiamos porque es lo que conocemos; aceptamos  a un jefe dictatorial, y gruñón que reconoce poco o nada nuestras habilidades porque es lo que conocemos; aceptamos quedarnos atorados diariamente en el tráfico, la relación de pareja con sus altibajos y nuestras propias capacidades y debilidades porque es lo que conocemos. Y lo que conocemos es lo que se suele llamar zona de confort.
Observar, experimentar, comprender y aprender, son partes del proceso de aprendizaje,  ese que nos lleva a conocer un nuevo idioma, viajar y descubrir otras culturas  en definitiva ampliar nuestra visión del mundo, enriquecer nuestros puntos de vista, experimentar nuevas sensaciones. Es la zona donde se forjan los sueños, donde tomamos la decisión de creer. 
Más allá de ella está la zona desconocida, esa a donde nos da miedo adentrarnos porque no sabemos  que nos espera, o porque hemos escuchado tantas veces : " más vale malo conocido que bueno por conocer", pero si lo que nos espera no es sólo bueno sino buenísimo, si en vez de estar condenados al fracaso lo estamos al éxito, ¿cómo podríamos saberlo si no damos ese paso?. Si  Einstein, Steve Jobs, Edison o inclusive Bill Gates, no lo hubieran hecho, el mundo como lo conocemos ahora, no sería el mismo. El cambio es desarrollo. 
La clave es mantenerse motivado. Tener claro los objetivos, y derrotar los miedos a fallar, al que dirán, al ridículo.
Soñar es  cambio, y el cambio es desarrollo y este a su vez es libertad.
Te vas a quedar sentado mirando esta pantalla o vas a seguir tus sueños y REALIZARLOS.



1 comentario: